Posteado por: spanlouish | marzo 26, 2011

Cherokee St. (II)

Hola Juan, hace mucho tiempo que no nos escribíamos. Espero que estés bien. Yo, por mi parte, muy contento, ya habituado completamente a la vida americana.

Me acordé de ti ayer porque volví a Cherokee St. ¿Te acuerdas que me enviaste en tu último correo una foto de un cartel que viste en Miami a modo de ejemplo de “Spanglish”?  Ya te comenté que en Cherokee St. también había muchos carteles en español y justo ayer vi uno que me pareció muy curioso.  Te envío una foto para que veas como se mezclan y conviven el inglés y el español.

¡Nos vemos pronto!

Un abrazo

Pepe

Anuncios
Posteado por: spanlouish | febrero 8, 2011

Cherokee Street

Hola Juan,

Siguiendo tus consejos, este fin de semana he estado en Cherokee St. ¡Me ha encantado! Es una calle larguísima donde se mezclan tiendas de antigüedades, de ropa vintage y de establecimientos mexicanos. Me ha gustado mucho verme rodeado de tiendas, restaurantes y carteles en español. Además, fue como volver a casa al oír hablar español por las calles. He visto tiendas interesantes y restaurantes que parecen tener comida auténtica, ¡así que volveré pronto!

Te envío una foto en la que puedes ver una típica taquería mexicana (que parece estar más vinculada con el calor y el verano) en un ambiente completamente invernal y rodeada de nieve, contraste que llama la atención, ¿no? Oye, seguro que este restaurante tiene comida riquísima y auténtica, ¿te animas?

¡Nos vemos pronto!

Pepe

 

Posteado por: spanlouish | febrero 1, 2011

Re: entonaciones del español

Hola otra vez, Pepe:

Pues efectivamente, y a diferencia de lo que pasa en otras grandes ciudades norteamericanas, en St. Louis el español no se oye demasiado por la calle, porque el peso demográfico de la comunidad latina aquí es menor que en otras partes de EE.UU. Pero el poco español que se oye es, como muy bien dices, español latinoamericano, y los sanluisianos están más acostumbrados a él que al español de España, hasta el punto que cuando te oyen hablar, no identifican lo que hablas como español, como te pasó a ti el otro día.

En la propia España he oído decir que el acento español es más duro que el acento latinoamericano, que este es más suave, más dulce, o incluso más musical. La verdad es que hablar de “suavidad”, “dureza” o “musicalidad” hablando de idiomas o variedades regionales de un idioma no deja de ser algo muy subjetivo. De hecho, a mí me ocurrió algo parecido a lo que te pasó a ti con aquella señora, pero a mí fue una chica joven de la República Dominicana, que después de oírme hablar por teléfono (en español), me empezó a decir que le encantaba cómo hablaba, que le parecía que hablaba “lindísimo”, y que ella sentía que su español (y el de los latinos que viven en EE.UU.) está perdiendo “pureza” (otro término bastante ambiguo y hasta peligroso) porque se estaba llenando de anglicismos. Y es cierto que el español de América da más entrada a anglicismos que el español de España. Mi amigo Luis, que es profesor de español aquí en St Louis, me dijo que en su libro de texto de español al armario lo llaman… ¡clóset! Y como ejemplo de “spanglish light” te dejo esta foto que hice hace meses en Miami:

Y volviendo a St. Louis: te recomiendo que vayas a Cherokee Street. Es una calle llena de encanto en la que podrás encontrar, entre otras muchas cosas de interés, varios restaurantes y bares regentados por latinoamericanos. Me resultó sorprendente ver que el español se usaba en los letreros de los negocios, aunque no menos sorprendente me resultó la, digamos, “flexibilidad” a la hora de aplicar en dichos letreros las normas ortográficas del español. Pero tienes que entender que el español aquí no es oficial, y que muchos latinos, aunque hablan español, han sido ya alfabetizados en inglés, y por tanto escriben el español de oídas. Bueno, a ver si pasan estos fríos y estas nevadas, y podemos quedar en persona. ¡Cuídate!

Juan.

Posteado por: spanlouish | enero 28, 2011

Las diferentes entonaciones del español

Hola Juan, ¿qué tal estás?

Te comentaba en mi otro correo que el español de referencia en EEUU no es el español de España sino el de Latinoamérica. Una característica importante es la entonación de cada país, siendo distinta la manera de hablar de un español, un mexicano o un argentino.

Ya sabes que la gente aquí es muy amable, cercana y espontánea. Algo divertido que me pasó ayer es que, tomando una cerveza con un amigo español, se nos acercó de repente una señora preguntándonos qué idioma estábamos hablando. Se quedó sorprendida al contestarle que hablábamos español y nos dijo que, aunque ella no lo hablaba, había escuchado muchas veces español y que no lo había reconocido al oírnos.

Buscando información de viajes, he visto varias campañas de promoción turística en las que puedes ver qué distintos son los acentos de nuestro idioma:

España: http://www.youtube.com/watch?v=s2zRhbML488

México: http://www.youtube.com/watch?v=kU6nK3v9ld4&feature=related

Colombia: http://www.youtube.com/watch?v=pypnw72tA5g&feature=related

Un abrazo

Pepe

Posteado por: spanlouish | enero 20, 2011

El español en EEUU

Hola, Juan, ¿qué tal estás? Muchas gracias por todos los consejos que me diste en tu anterior mail.

Antes de llegar a EEUU, sabía que el español era una lengua bastante extendida en el país, sobre todo en ciudades como Miami o Nueva York. De hecho, nada más llegar a Chicago, intenté poner a prueba mi inglés en el primer restaurante al que entré. Resultó que la camarera era una chica colombiana a la que le apetecía mucho más hablar en su idioma natal que en inglés.

Pensaba que en St. Louis me iba a pasar lo mismo, sin embargo me ha sorprendido que prácticamente no se oye hablar español en las calles. La colonia de latinoamericanos en esta ciudad es mucho más reducida que en otras partes de EEUU y, como ya intuía, la  presencia de españoles es muy escasa. Me ha dado una alegría enorme las pocas veces que he escuchado español en St. Louis.

Por otro lado, sí era consciente de que en EEUU el español de referencia no es el hablado en España sino el de Latinoamérica. He podido comprobar con los mejicanos, puertorriqueños o cubanos que he conocido que aunque hablamos el mismo idioma, existen muchas palabras y expresiones distintas.

Estuve el otro día cenando con varios amigos y conocí a Pablo, un chico de Puerto Rico. Me gustó mucho hablar con él y poder aprender varias diferencias que hacen del español una lengua variada y rica. Por ejemplo, me explicaba que en Latinoamérica nunca se utiliza el “vosotros” sino el “ustedes”, preguntándote, por ejemplo, “¿dónde van ustedes?” en lugar de “¿dónde vais vosotros? Me contó que al “zumo” se le llama “jugo”, a las “patatas”, “papas”, al “coche”, “carro” y que, en México, jamás digas “coger” (muy común en España para decir “coger el autobús” o “coger un vaso de la cocina”, etc.), porque tiene un significado absolutamente distinto…

Alguna vez he consultado el Diccionario Panhispánico de dudas, te dejo el link por si quieres echarle un vistazo:

http://buscon.rae.es/draeI/

Un abrazo muy fuerte

Pepe

Posteado por: spanlouish | enero 17, 2011

Re: un español en St. Louis

¡Hola, Pepe!

Bienvenido a EEUU y a St Louis. Espero que no lo estés pasando demasiado mal con el jet-lag… Yo me pegué una semana entera despertándome a mitad de noche y durmiéndome por los rincones a cualquier hora del día. Pero tranquilo, son solo unos días, y conozco a gente que afirma que no ha sentido nunca el dichoso jet-lag, ¡a ver si eres tú uno de los afortunados!

Tengo la sensación de que, después de haber hecho una escala de unos días en Chicago, St Louis te dejó un poco frío. Es comprensible: como bien dices, St Louis es mucho menos “cinematográfica” que Chicago, pero me atrevería a decirte que, conforme vayas conociendo la ciudad y su historia reciente, te darás cuenta de que es infinitamente más interesante que muchas de las ciudades norteamericanas “de referencia” para nosotros los europeos. St Louis no es la jovencita atractiva y descarada que es Chicago, ni el treintañero gay y cosmopolita que es San Francisco, ni esa dama madurita y sofisticada que es Nueva York. St Louis es una cuarentona maltratada y de mala reputación que conoció mejores tiempos y que lucha por recuperarlos, pero aún sin creérselo del todo. Estoy seguro de que te seducirá como me está seduciendo a mí.

Respecto a lo del coche, tienes razón. Los que no nos movemos en coche tenemos una experiencia de la ciudad completamente distinta de los que sí lo hacen. El transporte público en St Louis no tiene nada que ver con el europeo o el de otras ciudades norteamericanas, pero aun así, se le puede sacar bastante partido. El metro (más bien, un tren ligero) tiene dos líneas, cuyos trazados coinciden en buena parte, y que dan acceso rápido al downtown, a varios centros comerciales del extrarradio (malls) y al aeropuerto, y lo hace además con frecuencias razonables. Los autobuses tienen peores frecuencias, pero una vez que te habitúes a consultar sus horarios, verás que normalmente son muy puntuales, y eso evita largas esperas en las paradas del autobús, las cuales, para colmo, suelen estar desprovistas de marquesinas. Para mayor confusión, no te será difícil encontrar señales de parada de autobús, como la que te adjunto, en las que no aparece el número de la línea a la que da servicio esa parada.

Parada autobús St. Louis / Bus stop in St. Louis

Los precios del transporte público no son especialmente competitivos, y hay detalles que lo hacen incómodo, como la necesidad de tener que pagar el importe exacto al comprar el billete en el autobús (2 dólares para el billete sencillo, y 2.75 si quieres un billete para dos horas con derecho a transbordo). Recuerda que si optas por el billete sencillo de 2 dólares, el conductor no te dará ningún título de viaje.

Bueno, ya me irás contando tus andanzas por la ciudad. ¡Que vaya bien!

Juan.

Posteado por: spanlouish | enero 13, 2011

Un español en St. Louis

Hola Juan,

Después de un larguísimo viaje desde España, ya estoy en EEUU. Aprovechando que mi vuelo hacía escala en Chicago, he pasado unos días en esta ciudad, así que mi primera impresión de América ha sido muy positiva. He disfrutado enormemente en la ciudad de los rascacielos, visitando varios museos, comiendo y bebiendo en restaurantes y bares de moda y, sobre todo, paseando por sus calles. Es la América que siempre había imaginado, con sus enormes rascacielos, sus gigantescas hamburguesas, los puestos de perritos calientes por las calles, etc. Una de las cosas que más me sorprendieron en Chicago fue que me pidieran el carné de identidad en una pizzería cuando pedí una cerveza. ¡No me pasaba algo así desde que tenía quince años!

La llegada a St. Louis no fue tan cinematográfica como mi aterrizaje en Chicago. Después de llegar al aeropuerto, coger el metro y plantarme en la estación de Central West End a las once de la noche, me encontré con que no tenía ningún autobús a mi destino hasta… ¡40 minutos más tarde! Este es el punto en el que te das cuenta de que ya no estás en Europa o en una de las grandes ciudades americanas. Welcome to the real America, welcome to St. Louis. Así que cargado con mis maletas, empecé a caminar dirección a mi futuro apartamento. En este momento intuí que el coche, en esta ciudad, no es simplemente un medio de transporte, sino un elemento vital para la supervivencia.

Bueno, ya te iré contando mis aventuras en esta ciudad y cómo me voy adaptando poco a poco a sus costumbres. Espero que tú, que llevas más tiempo aquí, puedas darme consejos y orientarme sobre la vida en St. Louis.

¡Un abrazo!

Pepe

Categorías